martes, 1 de mayo de 2012

Nabos con miso



Seguimos con la Menopausia en el mundo dedicando un espacio a la cocina japonesa. La receta de hoy, Nabos con miso es ideal como acompañamiento o como primer plato, y es muy fácil de preparar.

El nabo es una buena fuente de fibra y nos aporta una apreciable cantidad de vitamina C, que además de ser un gran antioxidante, interviene en la formación del colágeno, de los huesos y de los dientes.

El miso, las semillas de sésamo y los brotes de alfalfa contienen bastante calcio, mineral muy necesario para la formación y reparación de los huesos y para evitar la osteoporosis. El miso, además, es muy adecuado en la etapa de la menopausia porque nos ayuda a combatir los sofocos, uno de los síntomas más habituales en occidente y apenas presente entre las mujeres asiáticas.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 nabos tiernos
  • brotes de alfalfa
      Para la salsa:
  • 2 c/s de miso blanco
  • 2 c/s de agua tibia
  • 1 c/s semillas tostadas de sésamo
  • 2 c/p salsa de soja
  • 2 c/c azúcar integral de caña
Elaboración:
- Pelar los nabos y partirlos por la mitad horizontalmente, de manera que queden dos trozos de unos 4 cm. Hervirlos al vapor durante 10 minutos.

- Preparar la salsa mezclando muy bien todos los ingredientes.

- Servir los nabos calientes, poniendo sobre cada trozo una cucharada de salsa y decorando con los brotes de alfalfa.

Notas:
- En la elaboración de los Nabos con miso (Furofuki Daikon en japonés) debería emplearse el daikon, nabo típìco japonés de color blanco y gusto muy suave, que mide entre 20 y 35 cm. En caso de no encontrarlo, se puede sustituir por los nabos de nuestra zona geográfica, eligiendo siempre los más tiernos, como hemos hecho en esta receta.

- c/s: cucharada sopera; c/p: cucharadita de postres; c/c: cucharadita de café.


Esperamos que este viaje por la gastronomía japonesa os haya gustado. ¿Quién se atreverá a preparar estos Nabos con miso? ¡Nos encantaría conocer vuestra opinión!

9 comentaris:

Alfriston Cottage dijo...

Doncs els naps són una d'aquelles coses que no poso mai a la llista de la compra. La veritat és que no he sapigut mai com cuina'ls, però aquesta recepta sembla senzilla i gustosa. Ara ja no tinc excusa, no? ;-)

Eva

Recetario Spanglish para mis hijos dijo...

Qué bien se ve, lindísima la presentación. Amigas, tengo posteada una receta bien sana con tofu, las invito a pasar por el blog. Besos,

Gemma dijo...

Tinc poc costum de cuinar naps... només pel caldo o algun cop com a guarnició d'un guisat. Així que m'apunto aquesta proposta, que la trobo original, vistosa i molt gustosa!

Rebeca* dijo...

Qué original esta receta, y qué bonita queda la presentación. Habrá que probarlo!!
Besos

Núria (CocinArte) dijo...

Jo cada vegada els compro i els cuinos més, a sopes de verdures, a estofats de verdures, a purés.. Trobo que es un verdura suau, i que queda tova, i que agafa els gustos de les espècies i salses que li possis. Aquesta recepte, amb el miso blanc i la salsa de soja, ha de quedar molt bona!!

Petons
Núria

las recetas de ella y el abanico dijo...

Alfriston Cottage i Gemma: doncs a casa vam estar molts anys comprant naps només per al caldo, fins que vam descobrir que eren molts bons a l'amanida (ratllats com les pastanagues). I aquesta recepta amb miso ens agrada molt! Això sí, com més tendres, millor!

Recetario Spanglish para mis hijos: pues ahora nos pasamos a ver qué tal es la receta que nos propones!

Rebeca: gracias por tus palabras!

Núria: a nosaltres ens agrada molt el nap cru i sovint el posem a l'amanida. En aquesta recepta, com més tendre sigui el nap, menys s'haurà de coure. No perd gens el gust i és boníssim!

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ dijo...

Una presentación estupenda y una buena manera de darles una salida elegante a unos nabos abandonados en la cesta de verdura :o)
Por cierto, ¿se puede usar miso rojo? No he podido dar con el blanco.
BEsos,
Palmira

las recetas de ella y el abanico dijo...

Palmira: cap problema! Encara hi haurà més contrast de color!
Petons

Isabel dijo...

Una receta curiosísima y un plato hermoso.
Me pregunto cómo sabrá ;)

Publicar un comentario en la entrada